Reseña: Como agua para chocolate de Laura Esquivel

15 septiembre 2016

Título: Como agua para chocolate | Saga: No | Autora: Laura Esquivel | SUMA (Mayo 2015) | Calificación:


SINOPSIS
Tita de la Garza, la protagonista, es la hija más pequeña de un linaje de mujeres en tiempos de la Revolución. De acuerdo con una costumbre cruel, se ve obligada a renunciar al amor de su vida para cuidar a su madre. Pero su vitalidad, su apasionamiento y necesidad de expresión la llevan a volcarse hacia la cocina, la entrega a los otros y afirmarse a sí misma.
En este proceso genera un maridaje perfecto entre el amor, la sensualidad de la gastronomía, la cosmovisión mágica, el erotismo, la alquimia emocional, la revaloración del papel de lo femenino, la sanación interior y el humor.

MI OPINIÓN

Lo malo de llorar cuando uno pica cebolla no es el simple hecho de llorar, sino que a veces uno empieza, como quien dice, se pica, y ya no puede parar.



El libro está narrado en tercera persona por una descendiente de la familia de Tita, la narración es bastante amena y bastante peculiar pues a través de la preparación de 12 recetas de cocina es como vamos conociendo la historia de Tita, quien a través de la comida puede comunicar todo lo que las palabras no pueden, desde el amor que siente por una persona hasta el odio que siente hacia otra. Los capítulos son cortos y me metí tanto en ellos que no me di cuenta de cuando llegué a las últimas páginas pero ya era demasiado tarde, el libro estaba acabando.

La vida sería mucho más agradable si uno pudiera llevarse a donde quiera que fuera los sabores y los olores de la casa materna.

Si no eres mexicano quizás alguna que otra cosa sea un poco difícil de entender ya que el lenguaje utilizado durante toda la trama está mexicanizado y muchos dichos y frases populares son utilizados en los diálogos de los personajes. La verdad es que no creo que eso dificulte la lectura porque cualquier cosa se entiende buscando en Google o preguntando a alguien pero es necesario mencionarlo.

Aunque la historia principal se centra en Tita, las hermanas de esta y otros personajes que la acompañan también tienen su momento de protagonismo, así es, la autora no se conformó con mostrarnos lo que le pasaba a la protagonista sino que se tomó el tiempo de mostrarnos en unos pocos párrafos lo que sucedía aparte de ella.

En ese momento pensó en lo bueno que sería tener la fuerza de Mamá Elena. Ella mataba así, de tajo, sin piedad. Bueno, aunque pensándolo bien, no. Con ella había hecho una excepción, la había empezado a matar desde niña, poco a poquito, y aún no le daba el golpe final.
Lo que más me ha gustado aparte de la capacidad de Laura Esquivel para volverme parte de la historia es la evolución de sus personajes y como ha logrado tantos contrastes en ellos, no hay buenos ni malos, solo personas, por ejmplo Tita, una chiquilla controlada por su madre pasa no temerle más e incluso enfrentarla y desear la muerte de algunos que otros sus familiares. Y aunque le cuesta un poco de trabajo toma las riendas de su propia vida. Y ya que mencionamos a su madre la temible Mamá Elena - sonido de truenos-, también es muy admirable como logró hacer que la odiara con ganas y luego no, y luego sí... es una mujer demasiado castrante en varios sentidos y al mismo tiempo le da sabor a la historia.

Como agua para chocolate está ambientado en la época de la revolución por lo que aunque me molestaba el hecho de que algunos personajes femeninos actuaran de forma tan sumisa (No Greysseseds, no hay cuartos rojos ni nada de eso) también entendía que lo hicieran, durante ese entonces la mayoría de las mujeres no eran tan valientes para rebelarse contra quienes trataban de oprimirlas y eso es algo de lo que también habla el libro, no todo va sobre la historia de amor sino también es una muestra de lo que vivían las personas a diario.

Ella conocía, pues lo había sentido en carne propia, lo poderoso que puede ser el fuego de una mirada.

Todos por lo menos tienen el conocimiento de que ésta es una novela romántica y sí, está llena de romance pero no de ese empalagoso e instantáneo al que parece que solo hay que agregarle agua y está listo. Es un amor bastante realista y el triángulo amoroso que se presenta también, Tita debe elegir entre dos hombres, ambos la quieren y hacen cosas por ella y aunque Tita parece quererlos a ambos pero debe elegir solo a uno y romperle el corazón a otro.

No creo que este sea un libro perfecto pero me ha costado mucho trabajo encontrar algo que no me gustara de él. Estuve dándole vueltas en mi cabeza durante varios días y no se me ha ocurrido nada que no me gustara a excepción de una cosa en torno a la que gira el libro y que sin embargo si se quitara haría que el final no me gustara tanto como lo hace. No, no voy a decir lo que es a menos que quien me lo pregunte haya leído el libro.

Además de ser una novela el libro es un recetario, literalmente nos cuentan la historia a través de la comida pues al mismo tiempo que nos van narrando los acontecimientos también nos enseñan el procedimiento para preparar algún platillo. Las comparaciones y metáforas sobre comida no son escasas durante todo el proceso, la autora hace uso de los ingredientes para contar la historia y describir no solo a los personajes sino también sus emociones.

¡Maldita decencia! ¡Maldito manual de Carreño! Por su culpa su cuerpo quedaba destinado a marchitarse poco a poco, sin remedio alguno. ¡Y maldito Pedro tan decente, tan correcto, tan varonil, tan... tan amado.

Como agua para chocolate es un libro corto y me imaginaba que me iba a dejar con ganas de leer más pero no fue así, Laura Esquivel logró llenar cada página con lo justo de drama, romance, acción, comida y misticismo para poder dejarme satisfecho. Conforme la historia va llegando a su fin comienzan a l final va acorde a todo lo que había leído antes, tan lleno de romance como de fantasía y tantita realidad.

Todo el libro completo me ha dejado con un buen sabor de boca, todo lector mexicano debería leerlo por lo menos una vez en su vida. Y digo por lo menos pues la verdad para mi merece varias relecturas, no solo para intentar preparar alguno de los platillos del recetario sino porque además la historia me ha enamorado y algún día quiero volver a perderme entre las páginas de éste libro.

MI FRASE FAVORITA


¡La verdad! ¡La verdad! Mira Tita, la mera verdad es que la verdad no existe, depende del punto de vista de cada quien.

—5 comentarios—

  1. *-* precisamente es un libro que agregue en mi entrada top 5: libros que quiero leer... tu frase fav es *-*

    ResponderEliminar
  2. La película es amor, tengo pendiente este libro desde la prehistoria y con tus Tweets y tu reseña ha subido a los primeros puestos en la lista de pendientes :)

    ResponderEliminar
  3. Hola sergio es muy cierto eso de que no hay personajes buenos o malos, solo personas con sus virtudes y defectos tal como en la vida real, muy buen punto no lo habia visto desde esa prespectiva.

    ResponderEliminar
  4. Hola sergio es muy cierto eso de que no hay personajes buenos o malos, solo personas con sus virtudes y defectos tal como en la vida real, muy buen punto no lo habia visto desde esa prespectiva.

    ResponderEliminar
  5. Lo he leído y dos veces. Me encanta este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Sergio dice es un foro abierto. Sí tienes algo que decir puedes hacerlo a través de un comentario. Sólo toma en cuenta tres reglas:

1.-No agredas a los otros comentaristas
2.-Por favor evita el spam.
3.-Si vas a hacer un spoiler avisa antes.